El peeling luminoso es un tratamiento facial no agresivo, que puede aplicarse a todo tipo de pieles, excepto para las que son especialmente sensibles e irritables.

Este tratamiento se utiliza habitualmente para conseguir un aspecto más luminoso de la piel. También se puede utilizar como cuidado posterior a la toma del sol, para proporcionarle a la piel vitaminas.

El primer paso consiste en desmaquillar de forma profunda a la paciente, realizar una limpieza y desengrasado de la piel.

Se hace una ligera exfoliación, a base de ácido mandélico, que no produce irritaciones intensas. El producto se deja actuar entre 10 y 15 minutos, dependiendo del tipo de piel. Después se retira cuidadosamente con agua. Produce un ligero picor.


A continuación se aplica una ampolla de vitamina C sobre la piel mediante un masaje. Después se refuerza el efecto con una mascarilla impregnada de células madre y vitaminas, que deja actuar durante 20 minutos. Estos productos son absorbidos fácilmente por la piel y provoca antioxidación en los tejidos
, dándole un efecto energizante.

Después del peeling luminoso es necesario aplicar protección solar de factor 50, no maquillarse el mismo día del tratamiento y no tomar el sol durante 5 dias posterior al tratamiento.

Reserva online
CENTROS DENTALES BANCHS Y ROJAS

Reserva la cita para tu tratamiento en apenas unos minutos, rellenando un simple formulario