Cepillado

¿CÓMO?

  • Independientemente de qué técnica utilice el paciente para cepillarse los dientes, además de los dientes debe:

  • Cepillar las encías con el cepillo.

  • Utilizar la paleta lingual para limpiar la lengua ya que la lengua es un gran reservorio de bacterias que producen muy mal aliento.

  • Utilizar el irrigador bucal o la seda dental y los cepillos interdentales para limpiar los espacios interdentarios y las caras de las piezas dentarias que están en contacto unas con otras, pues acumulan mucha placa dental y es imposible eliminarla con el cepillo dental.

  • Hay 2 ténicas para hacerlo, pero independientemente de cuál utilicemos debemos llevar un orden riguroso, para no dejarnos ninguna superficie sin limpiar.

  • Técnica manual
  • Técnica mecánica 

¿CON QUÉ?

A diario debemos utilizar los siguientes instrumentos de limpieza: 

  • El cepillo dental es el elemento más conocido para el mantenimiento de la higiene dental. Debe ser recetado por los doctores tomando en consideración los requerimientos de la persona, el tamaño, la forma del mango y de las cerdas y la textura, y debe ser fácilmente limpiado y aireado, pues si se tapa estando mojado sin duda alguna en él crecerán hongos. Es conveniente cambiarlo a lo sumo cada 3 meses, incluidos los cabezales de los cepillos eléctricos si tienen un uso medio de 3 cepillados diarios.
  • El hilo de seda (para adultos) ó Flossette (más para niños), de forma manual ó el irrigador oral, de forma mecánica, son instrumentos para limpiar las superficies no visibles de nuestros dientes de forma rutinaria.

  • Se deben utilizar dentífricos que contengan flúor pues el flúor ayuda a remineralizar el esmalte.

  • Los limpiadores linguales se deben usar a diario, para eliminar los restos y bacterias que se acumulan sobre la lengua.

  • Podemos utilizar enjuagues bucales pero hay que saber que los enjuagues no sustituyen el cepillado ni el hilo de seda, pues su única función es impregnar las superficies de los dientes y las encías del principio activo que contenga, ya sea flúor para remineralizar el esmalte, Clorhexidina para problemas de encía o periodontales, o Nitrato potásico que es el agente que se utiliza en los enjuagues desensitivizantes.

¿CUÁNDO?

  • Es necesario cepillar los dientes después de cada comida, y el cepillado correcto requiere como mínimo 5 minutos.

    Hay que hacerlo en los primeros 15 minutos después de haber terminado de comer, ya que ello hará más fácil la remoción de los residuosalimenticios y de la placa bacteriana, así como los pigmentos que se hayan a cumulado sobre los dientes. Además si se deja más rato, los ácidos producidos por las bacterias de la placa bacteriana hacen un daño mayor al esmalte.

    Aunque lo ideal sería hacerlo siempre de forma perfecta, al menos una vez al día debe hacerse muy bien hecho, y si hay que elegir, la más importante es la de la noche, pues durante la noche se pasan muchas horas sin tragar, con mucha menos salivación, sin los mecanismos de autolimpieza propios de los movimientos de los músculos  periorales..etc. En definitiva, por la noche los restos hacen mucho más daño que durante el día.

¿POR QUÉ?

  • El cepillado de dientes es el primer paso para mantener unos dientes y encías saludables para toda la vida. El cepillado de los dientes elimina la placa bacteriana y otros restos alimentarios, previniendo así la caries y la enfermedad periodontal.

  • Manteniendo una correcta higiene dental:

            1.   Se evitan las caries y la pérdida de dientes.

            2.   Desaparece el mal gusto y mal aliento de boca.

            3.   No sangran las encías.

            4.   Mejora nuestra imagen frente a los demás y por tanto nuestra seguridad y autoestima.

  • La placa bacteriana es una película blanquecina que se deposita sobre los dientes y tejidos blandos bucales, en la que viven colonias de bacterias responsables de las enfermedades de los dientes (caries) y las encías (enfermedad periodontal). La placa dental debe ser eliminada con un buen cepillado dental. Su continua formación hace que tengamos que tener una constante sistemática para eliminarla, ya que pasadas 24 horas de su formación se calcifica y así se va formando el sarro, que tanto afecta a los tejidos periodontales (encía y hueso) en la edad adulta y que si no se controla desemboca en la enfermedad periodontal o piorrea que conlleva a la pérdida de los dientes.
  • El otro enemigo de nuestras bocas es la caries y debemos de saber que se forma por la desmineralización del esmalte, es decir, que el esmalte pierde su estructura y dureza. Esto ocurre porque las bacterias de la placa forman unos ácidos que disuelven el esmalte y por eso esa placa hace tanto daño y es tan importante removerla, para prevenir la aparición de estas 2 enfermedades.
  • En el caso de los niños además de lo que aquí se expone hay unas consideraciones especiales que deben ser consultadas en el apartado de odontología infantil.


 


Reserva online
CENTROS DENTALES BANCHS Y ROJAS

Reserva la cita para tu tratamiento en apenas unos minutos, rellenando un simple formulario