La alimentación es muy importante durante el embarazo para evitar las alteraciones bucales, para la salud general de la madre y para la salud y desarrollo de su bebé, teniendo en cuenta que el proceso de formación de los dientes del bebé comienza entre el tercer y el sexto mes de embarazo. Hay que tener un adecuado aporte de los siguientes nutrientes:

1.   Vitaminas A y D y minerales como calcio y fósforo esenciales para la formación de los huesos y dientes del futuro bebé.

2.   Lípidos, entre los que se encuentran los ácidos grasos esenciales son necesarios para el desarrollo adecuado del sistema nervioso.

3.   Las proteínas de calidad que aportan la carne, el pescado, los huevos y la leche son imprescindibles como material de construcción de todos los órganos del bebé.

4.   Los hidratos de carbono los hay complejos y simples. Son preferibles los llamados hidratos complejos, como el pan, las pastas, las patatas, el arroz, etc. Estos son la principal fuente de energía de liberación lenta y son necesarios para un adecuado equilibrio nutricional y para el desarrollo del bebé.

5.   Los hidratos de carbono simples o refinados son más cariogénicos que los complejos. En este grupo está el azúcar y los dulces los cuales tienen un gran potencial de producción de caries, por lo que deben evitarse.

En el embarazo aumenta la apetencia por estos productos. Si la futura mamá los toma entre horas es aconsejable que se lave los dientes después. No es cierto el mito de que con cada embarazo se pierde un diente. Los antojos son los responsables de la descalcificación de tus dientes, no el bebe.

Reserva online
CENTROS DENTALES BANCHS Y ROJAS

Reserva la cita para tu tratamiento en apenas unos minutos, rellenando un simple formulario