Tratamiento

Siempre que se detecte esta condición se debe consultar con los Doctores. Le aconsejaremos el tratamiento adecuado. Es imprescindible la consulta cuando ya existen trastornos de articulación temporomandibular que se manifiestan a través de dolor o problemas para comer o para abrir la boca.

Los objetivos del tratamiento son reducir el dolor, prevenir el daño dental permanente y disminuir el comportamiento de rechinar los dientes lo más que se pueda.

Se debe comenzar con medidas personales en casa, pero para lograr los objetivos de reducir el dolor, prevenir el daño dental permanente y disminuir el comportamiento de rechinar los dientes, es conveniente tener en cuenta otras medidas.

1.   Para ayudar a aliviar el dolor se pueden tomar muchas medidas de cuidados personales en casa, como por ejemplo:

  • Relajar los músculos faciales y mandibulares durante todo el día, como un hábito.
  • Masajear los músculos del cuello, de los hombros y de la cara, y buscar cuidadosamente nódulos pequeños y dolorosos, denominados puntos desencadenantes, que pueden referir el dolor a lo largo de la cabeza y la cara. Es conveniente incluso buscar un terapeuta en masajes especializado en terapia de los puntos desencadenantes, terapia neuromuscular o masajes clínicos, aplicado a los trastornos de la articulación temporomandibular.
  • Aprender ejercicios de estiramiento de fisioterapia para ayudar a recuperar el equilibrio normal de la acción muscular y articular a cada lado de la cabeza.
  • Aplicar hielo o calor húmedo en los músculos de la mandíbula inflamados. Cualquiera de las dos terapias puede tener un efecto beneficioso.
  • Evitar comer alimentos duros.
  • Tratar de reducir el estrés diario y aprender técnicas de relajación.
  • Dormir bien.

 

2.   Para evitar daño a los dientes se utilizan aparatos o protectores dentales que se conocen como férulas de descarga. Se utilizan tanto en el tratamiento del bruxismo como en el de los trastornos de la articulación temporomandibular. La férula ayuda a proteger los dientes de la presión que se ejerce cuando se rechinan.

3.   El siguiente paso después de la terapia de la férula, es el ajuste ortodóntico de la mordida que suele ser muy beneficioso para algunas personas.

4.   Para tratar de ayudar a abandonar el hábito de rechinar los dientes hay diferentes métodos, pero son más efectivos cuando los dientes se rechinan durante el día, ya que durante la noche este acto no puede suspenderse de manera consciente. En algunas personas, sólo la relajación y la modificación de los comportamientos diarios es suficiente para reducir el bruxismo nocturno, pero hay otros casos en los que cabe mencionarpersos dispositivos de biorregulación, autohipnosis y otras terapias alternativas.

 

Reserva online
CENTROS DENTALES BANCHS Y ROJAS

Reserva la cita para tu tratamiento en apenas unos minutos, rellenando un simple formulario