Los más frecuentes son los siguientes:

  • Rechinamiento de los dientes, que puede provocar un sonido lo suficientemente fuerte como para molestar el sueño de las personas que duerman cerca.
  • Dolor o inflamación de la mandíbula.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de oído (en parte porque las estructuras de la articulación temporomandibular están muy cerca del canal auditivo y en parte debido a un dolor muscular referido, es decir, un dolor que se percibe en un lugar diferente a donde se origina realmente).
  • Desgaste de los dientes, que en casos extremos pueden llevar incluso a la exposición del nervio.
  • Ansiedad, estrés y tensión.
  • Insomnio, depresión, trastornos alimentarios.


Por medio de un examen es posible descartar otros trastornos que pueden causar un dolor mandibular o un dolor de oído similares, incluyendo trastornos del oído como infecciones del oído, disfunción de la articulación temporomandibular (ATM) en sí misma y trastornos dentales.

La persona puede tener antecedentes de estrés y tensión significativos.

Reserva online
CENTROS DENTALES BANCHS Y ROJAS

Reserva la cita para tu tratamiento en apenas unos minutos, rellenando un simple formulario