Uso de Férulas Ortodoncia

Tu aparato de ortodoncia ha sido retirado, tu sonrisa es preciosa y encantadora, y esperamos que estés tan satisfecho como nosotros con los resultados obtenidos. Sin embargo, para mantener estos resultados es importante que sigas unas instrucciones sobre el uso de los retenedores y ante cualquier duda, no dudes en consultar con cualquier persona de nuestro equipo:

  • Úsalos día y noche durante los seis primeros meses, siguiendo las instrucciones que te hemos dado. Sólo te lo puedes quitar durante la comida. Este horario no es una sugerencia, ¡es lo que la Doctora te ha prescrito!. Es importante que te lo tomes en serio, pues si no los utilizas de forma correcta, aunque sea por poco tiempo, tus dientes se pueden mover.

  • Después de estos seis meses, acude a las revisiones periódicas indicadas (cada seis meses) y no olvides traer el retenedor, es importante que evaluemos su ajuste y función en boca, así como su estado.

  • Transcurridos estos 6 meses iniciales, debes mantenerlas durante 3 años más (como mínimo) usándolas por las noches. Después de ese tiempo, las podemos usar de forma ocasional algunas noches en semana, pero siempre mantenerlas en uso. 

  • Nunca te des el alta por tu cuenta, aunque creas que ya no son necesarias. Todo nuestro cuerpo, con el paso de los años sufre una transformación fisiológica, y la boca con él, por lo que siempre hay riesgo de pequeños cambios. El mantenimiento ideal es de por vida, pero deja que sea la Dra. la que te indique si puedes dejar de usarlas.

  • En caso que no las hayas usado durante alguna noche y no te encajen correctamente, colócatelas con suavidad, y úsalas a tiempo completo (24 horas) durante un mes. Al principio no te encajarán bien, incluso sentirás un poco de dolor en los dientes, pero con el paso de las horas, en los primeros días, volverán a encajar perfectamente.

  • Si han sido muchos días los que has dejado de usarlas, es probable que no consigas encajarlas a la perfección. En este caso debes comunicárnoslo lo antes posible, cuanto menores sean los cambios, mejor será el remedio.

  • Para colocarlas introdúcelas de los molares hacia adelante, ejerciendo una pequeña presión con los pulgares en la férula superior y con los índices en la inferior.

  • Para quitártelas ejerce una pequeña presión hacia fuera justo desde el borde del retenedor que pega a la encía. En la parte superior utiliza los dedos índice y en la parte inferior los pulgares.  

  • Si notas que el retenedor te irrita algún punto de la encía, puedes intentar suavizarlo con una lima de uñas.

  • No comas nada con ellas puestas, sino se partirán.

  • Sólo beber agua con ellas puestas, nada de otras bebidas ácidas ó azucaradas como zumos, refrescos, leche, café……Cuando se toma cualquier bebida puedenbquedar residuos de ésta dentro de la férula. Si contiene azúcar se va a quedar  en contacto directo con los dientes durante horas y se podrían provocar unas descalcificaciones generalizadas en el esmalte, viéndose los dientes blancos moteados y con gran tendencia a la caries.

  • Después de cada comida y antes de colocarlas de nuevo debes lavarte los dientes

  • Una vez por semana, coloca flúor líquido de uso semanal, dentro de la férula, y déjalo toda la noche. Te fortalecerá los dientes.

  • En caso de pérdida o rotura acude lo antes posible a la clínica. Si lo demoras mucho tiempo puede haber cambios en la posición de los dientes, que en algunos casos pueden requerir incluso un retratamiento. No des lugar a ello, si nos lo comunicas cuando te pase, te lo solucionaremos de inmediato.

Reserva online
CENTROS DENTALES BANCHS & ROJAS

Reserva la cita para tu tratamiento en apenas unos minutos, rellenando un simple formulario