Caries del biberón

Es una caries muy destructiva que afecta a los dientes de leche en lactantes y en niños de muy corta edad.

Está provocada por el consumo excesivo de azúcares antes de acostarse. Si bien las caries se pueden empezar a desarrollar apenas aparecen los dientes de leche de su bebé, muchas veces el problema no se nota hasta que el bebé cumple 1 año de edad.

Este mal le puede ocurrir incluso a aquellos niños que son amamantados para conciliar el sueño, pues el contenido de azúcar que tiene la leche materna queda en la boca del bebé durante toda la noche, causándole caries. Es cierto que la leche materna contiene lactosa que es mucho menos cariogénica que la sacarosa, pero también puede llegar a provocar caries.

Las caries se producen cuando el azúcar de los líquidos se pone en contacto con los dientes por un tiempo prolongado. Tanto la leche como los zumos de frutas, refrescos y jarabes, contienen azúcar. Si un niño se queda dormido con un biberón en la boca o toma constantemente biberón durante el día, el azúcar se le queda pegado en los dientes superiores. El esmalte de los dientes de leche tiene un espesor menor que el de una cáscara de huevo. Las bacterias que se encuentran normalmente en la boca convierten el azúcar en un ácido, y este ácido va disolviendo gradualmente el esmalte y se van produciendo las caries. Si no se descubren y tratan a tiempo las caries de biberón, se destruirán los dientes y éstos se podrán romper a nivel de la encía. Las caries continuarán destruyendo la raíz del diente y producirán un dolor continuo.

La primera señal son manchas blancas en los dientes al poco tiempo de salir los dientes que pronto cambian de color hacia un amarillo claro y esa mancha se extiende hacia los lados. En los estadíos avanzados las lesiones se van uniendo y se produce la fractura del diente

a nivel de la encía. Los dientes delanteros superiores (incisivos)

son los que se suelen dañar primero.

Reserva online
CENTROS DENTALES BANCHS Y ROJAS

Reserva la cita para tu tratamiento en apenas unos minutos, rellenando un simple formulario