Cómo prevenir

Prevenir es la mejor forma de mantener la salud. Es aconsejable que el ortodoncista revise la dentición infantil a partir de los tres años, pues hay problemas que a edades tempranas se pueden corregir fácilmente o evitar que se lleguen a producir. En muchos casos los tratamientos precoces evitan la necesidad de sacar dientes definitivos en un tratamiento de ortodoncia más tardío.

Una forma de prevenir maloclusiones es corregir los malos hábitos en el niño cuando es pequeño. El uso del chupete o biberón y el chuparse el dedo no debería mantenerse más allá de los tres años de edad.

Hay que corregir el hábito de respirar por la boca, extirpando las vegetaciones si es necesario.

Es muy importante corregir el hábito de tragar interponiendo la lengua entre los dientes. Para esto trabajamos en coordinación con el logopeda, evitando serias alteraciones si se mantiene este hábito en el tiempo.

También es importante arreglar las caries en los dientes de leche y permanentes, y evitar las pérdidas dentarias, o cuando son inevitables colocar prótesis, si son dientes permanentes, o mantenedores de espacio si son de leche. Los mantenedores de espacio son aparatos que evitan que se muevan los dientes vecinos y ocupen el sitio que necesita para salir el diente permanente.

Reserva online
CENTROS DENTALES BANCHS Y ROJAS

Reserva la cita para tu tratamiento en apenas unos minutos, rellenando un simple formulario