Los selladores son un método preventivo contra la caries para los molares definitivos. Es una técnica indolora muy efectiva en la que se utiliza un material blanco que cubre los surcos y las fisuras de los molares permanentes.

Estos surcos son difíciles de limpiar pues son estrechos y profundos las cerdas del cepillo no pueden penetrar en ellos. Así, se alojan restos de alimentos y placa bacteriana que sumado a la falta de destreza que tiene el niño a estas edades para realizar un buen cepillado hace que estas zonas sean muy propensas a padecer caries dental.

Se colocan aproximadamente a los 6 años que es la edad en la que aparecen los primeros molares permanentes. Son muy efectivos pero deben ser supervisadospor el odontólogo cada 6 meses pues se desgastan con la masticación y con el tiempo pierden la unión entre el diente y el sellador. Por ello, puede ser necesario colocar otros selladores nuevos con cierta frecuencia para mantener su eficacia.

La necesidad de su colocación depende de varios factores que el odontólogo debe evaluar.

Aunque la probabilidad de que se desarrollen caries en las fosas y fisuras de los molares comienza a edad temprana y es mayor en esta época, los niños y adolescentes son los candidatos más claros a este tratamiento. Sin embargo, los adultos también pueden beneficiarse de este tratamiento en ciertos casos.

  

Reserva online
CENTROS DENTALES BANCHS Y ROJAS

Reserva la cita para tu tratamiento en apenas unos minutos, rellenando un simple formulario