Como padres, podemos influir positivamente en la salud dental de nuestros hijos, pues los hábitos adquiridos durante los primeros años de vida influyen directamente en las costumbres que se desarrollan a lo largo de la vida.

¡Debéis motivarlos! y elogiarlos después de su cepillado, alabándole su bonita sonrisa. Dejad que os vean limpiándoos los dientes, los niños imitan todo lo que hacen los padres. Limpiarse frente al espejo le resultará pertido, intenta convertirlo en un juego. Si te ven hacerlo, pronto se habituarán a la rutina.

Deberían cepillarse al menos dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche antes de acostarse, aunque lo ideal es después de cada comida. El tiempo mínimo deben ser dos minutos. Pon especial énfasis en las muelas, donde se acumulan restos de comida.

También es necesario el uso del hilo de seda ó Flossette  apartir de los 3 años de edad, una vez se ha completado la erupción de toda la dentición de leche y además se han unido los molares. Recuerda que el cepillo no limpia en la unión entre dientes, y esta una zona donde hay un alto riesgo de caries por el acumulo de placa bacteriana.

Reserva online
CENTROS DENTALES BANCHS Y ROJAS

Reserva la cita para tu tratamiento en apenas unos minutos, rellenando un simple formulario